Historia

Dos años después de  la fundación de la Cofradía Obrera del Santísimo Cristo del Calvario -en el año 1966-, se decide crear una banda de cornetas y tambores propia que acompañase musicalmente a tan venerada imagen menciana, ya que en sus primeros años de existencia, el Cristo del Calvario desfilaba a los sones de una banda compuesta por miembros de las diferentes formaciones musicales que existían en la localidad.

Esta ardua tarea fue ideada y coordinada por los hermanos Eugenio Jurado, Francisco Cubero y Antonio Buitrago, quienes en poco tiempo, logran reunir a una veintena de personas para realizar su particular estación de penitencia.
En el aspecto musical, la formación se erige en el prototipo de “banda de guerra” -estilo claramente influenciado por formas y maneras castrenses-. El cuerpo de cornetas se divide en dos voces. La primera, formada por cornetas en tonalidad Do-Sib -ejecuta la melodía principal-, mientras que la segunda voz (compuesta por cornetas secas sin transpositor), tiene la vaga función de acompañamiento. Para la percusión la banda utiliza tambores y timbales de reglamento.

En cuanto al repertorio, la banda -fiel a su estilo-, monta en aquellos primeros años marchas de origen militar o adapta cantos e himnos litúrgicos como “Un Mandamiento Nuevo” o “Perdona a tu Pueblo”.

A partir de 2008 los componentes de la banda se plantean llevar a cabo una modernización de la misma. De forma progresiva se van incorporando nuevos instrumentos que así lo permitieran. Se comenzó con la adquisición de un nuevo equipo de percusión que sustituyera a los desgastados tambores de reglamento, y se incorporaron nuevos instrumentos de viento -cornetas Do-Reb, trompetas y bombardinos-, para poder interpretar de forma más coral las marchas procesionales. De este modo se ganaría en profundidad y posibilidades armónicas, sin perder la esencia de las composiciones.

Para ello se cuenta con la colaboración musical de Luís Flores, Jesús Jiménez y Emilio J. Moreno, quienes empiezan a perfilar un repertorio propio para la banda, con las composiciones "Señor del Calvario" -de paso lento-, y "Llega la Banda del Calvario" -para paso ordinario-.

En los primeros años, la banda vestía el mismo atuendo que los nazarenos del Stmo. Cristo Calvario hasta que, a principios de la década de los setenta la banda se transforma en una centuria de soldados romanos. En Octubre de 2014 con motivo del L Aniversario fundacional de la Cofradía del Calvario, la banda adquiere un uniforme para sus compromisos musicales fuera del Viernes Santo. Uniforme caracterizado por la sobriedad propia de la Cofradía.

De forma intermitente la banda ha contado con cuerpo de gastadores, que le daban vistosidad y brillantez con su peculiar forma de tomar una calle o esquina. Asimismo, contó durante casi dos décadas con una banda infantil, que acompañaba a María Stma. Del Mayor Dolor y hacía las veces de cantera para la banda de romanos.

Actual Banda el Viernes Santo de 2013 (Foto Manuel Cubero)
Además de acompañar al Cristo del Calvario, la banda acompañó musicalmente a María Stma. Del Mayor Dolor el día de su bendición en 1982 y al Misterio del Calvario que se representó con motivo de la Procesión Extraordinaria del L Aniversario de la Cofradía -en 2014-.

Ha acompañado a diversas hermandades locales -Hermandad de los Dolores, la Soledad y Esperanza, y actualmente a la de La Columna-, y ha salido de nuestro municipio para acompañar a hermandades de todos los rincones de la geografía andaluza, siendo en su tiempo la principal fuente de financiación de la Cofradía.

Actualmente cuenta con un número de componentes que oscila entre los 40 y los 50 miembros. Gran parte de estos componentes destacan por su juventud. Es en esa juventud donde se puede observar el verdadero milagro de Cristo, el milagro de que un músico que, sin llegar a serlo, emane de sí todo lo mejor que puede dar cada Miércoles y Viernes Santo por ver cumplida una ilusión, una creencia ó un deseo.